​La educación permite el desarrollo intelectual de un país, aporta a la disminución de pobreza, incrementa el nivel de vida familiar, propicia la movilidad social de las personas, amplía las oportunidades para los jóvenes y fortalece relaciones. Económicamente un país mejora cuando su población aumenta sus posibilidades de trabajo y mejora su calidad de vida.

Desde nuestra creación nos hemos planteado como meta aportar a la educación y al desarrollo social de la ciudad, a través de nuestra contribución para la construcción de un espacio educativo y la puesta en marcha de un proyecto social, que impactará al desarrollo integral de la comunidad de Ciudad Bolívar.